Principal: Los siete pueblos más pintorescos de El Salvador Aprovecha el fin de semana para conocerlos.

Localizados en siete departamentos distintos, destacan por su colorido, esplendor y tradiciones que debes conocer. Aprovecha el fin de semana y emprende una aventura por los Pueblos Vivos del “Pulgarcito de América”.

Perulapía, uno de los pueblos reconocidos por sus bellos murales. / Foto de demochileo.blogspot.com

San Bartolomé Perulapía, Cuscatlán

En camino a la ciudad colonial de Suchitoto, encontrarás un pintoresco poblado de gente sencilla y hermosos murales que se anuncian desde la carretera. Es hogar del canasto más grande del mundo, ya que sus habitantes se especializan en la elaboración de canastos naturales de bambú.

 

Santa Tecla, La Libertad

Su máximo símbolo: El Paseo el Carmen, la calle de entretenimiento familiar y vida nocturna más desarrollada en El Salvador. Platillos nacionales e internacionales están disponibles en sus restaurantes y o en el festival gastronómico los fines de semana. También es espacio cultural a la sombra de dos testigos históricos: la parroquia El Carmen y el Palacio Tecleño.

 

La Palma, Chalatenango

Cuna del artista salvadoreño Fernando Llort, creador de una colorida técnica de arte costumbrista. La materia prima para sus artesanías es la madera, pero sus calles también están matizadas con la belleza de escenas de la vida cotidiana. El pueblo, ubicado a 1,059 metros sobre el nivel del mar, cuenta con hoteles y distintos atractivos de montaña.

 

Ilobasco, Cabañas

Ciudad “muñequera” que por generaciones ha sido fábrica de jarrones y figuras de barro, especialmente los que recrean la versión más salvadoreña del nacimiento o misterio, en Navidad. Al pasear por su calle principal es imposible resistirse al desfile artesanal que tiene eco en toda la región. También vale la pena conocer sus talleres de alfarería.

 

Salcoatitán, Sonsonate

Parada imperdible en la Ruta de las Flores, no solo porque su parque central e iglesia se encuentran en la vía principal, sino porque se ha ganado a pulso un lugar privilegiado para admirar sus murales y mosaicos de cerámica. Es un lugar perfecto para la hora del café y especialmente para disfrutar de yuca frita o salcochada, y últimamente por sus piñas coladas.

 

Panchimalco, San Salvador

En el mes de mayo, la ciudad resplandece entre palmas cargadas de flores naturales y cruces adornadas con papel. Los refajos de colores de las herederas indígenas matizan una bella ciudad, a solo 17 kilómetros de la capital. El follaje de la naturaleza la envuelve con una impresionante panorámica de las montañas de La Puerta del Diablo.

 

Concepción de Ataco, Ahuachapán

Ciudad de los murales, de los farolitos y epicentro turístico por excelencia. Los artesanos locales crean fruta en madera, pinturas y artesanías de gatos que destacan en todo el casco urbano. Ubicado a 1,240 metros sobre el nivel del mar, este pueblo de calles empedradas goza de un clima privilegiado, casas antiguas y una tradición cafetera que vale la pena conocer.

 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Reporte por Jhoel Díaz

Septiembre 2017

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::




Lo Recomendado

  • Somos los primeros en darte la bienvenida a tu amada tierra, #ElSalvador🌠 #DeVacaciones #Navidad🎄🎄🎄🎁🎄🎅 #ElSalvadorturismo #salvagram #Sivar #RevistaDeVacaciones #edición34 #Bienvenidos 👪