Playas: Arena, matices y encanto salvadoreño Las playas son las protagonistas del verano; es tiempo de diversión, bikini y velero. Disfruta la paleta de colores que te ofrece el cofre del tesoro de la costa salvadoreña.

¿Alguna vez te preguntaste si la costa salvadoreña posee playas blancas? La respuesta es sí. No obstante, estos reservados almacenes de arena están en pequeñas islas alejadas de zonas habitadas que solo puedes conocer en un tours guiados. Descubre las variedades de color que nuestras playas ofrecen. Y en estas vacaciones. ¡No te quedes en casa!

Playas de Acajutla, con sus magníficos tonos cobrizos.

 

Playas blanquecinas

Las islas vírgenes que se han formado en bancos de arena en la Bahía de Jiquilisco, Usulután, deben su color blanco a los manglares. Son arenas de pureza total, resultado de dicho filtro natural entre las aguas dulces y saladas. Llegar a estas playas, como las del Golfo de la Perra, solo es posible a través de lanchas.

Islas vírgenes del Golfo de la Perra, formadas gracias al filtro natural del mangle en la Bahía de Jiquilisco.

Por otro lado, en La Unión hay otra isla con playas de tonos blanquecinos muy atractivos: la isla Zacatillo. El arqueólogo y director del Museo David J. Guzmán, Heriberto Erquicia, cuenta que en ella se han encontrado piezas arqueológicas que evidencian asentamientos prehispánicos y espacios para rituales mayas posiblemente elegidos por la hermosura del lugar.

Isla Zacatillo, en La Unión, presenta un tono blanquecino mineral, más claro que el de playas grises como la Costa del Sol (La Paz).

 

Playas negras

En su libro “Arqueología de El Salvador”, el antropólogo estadounidense Paul Amaroli explica que las arenas de las playas más oscuras de la costa salvadoreña (especialmente del departamento de La Libertad) son de origen volcánico.

La playa El Majahual es una de las más negras de nuestra costa, gracias a los residuos milenarios de lava del lago de Ilopango.

Específicamente, se refiere al extinto volcán de Ilopango, cuya erupción fue tan poderosa que cubrió buena parte de nuestro territorio con al menos 14 metros de material piropástico (lava). Este mismo material alcanzó la costa y al fundirse con el océano creó riscos, piedras y arenas negras que hoy podemos ver en playas como El Majahual, El Tunco o El Sunzal.

 

Playas Doradas

La costa salvadoreña también posee uno de los arrecifes de coral más grandes de Centroamérica. Ubicado en el departamento de Sonsonate, es predilecto para la fauna marina que migra, permanece o concluye su ciclo de vida en el lugar.

Costa cobriza de playa Los Cóbanos, en Sonsonate.

El material natural de caparazones y otros organismos es el que se destruye con el movimiento de las aguas y forma una arena orgánica con una gama de colores espectacular: tonos amarillos, cobrizos y dorados se funden en playas imperdibles como Los Cóbanos, Salinitas y Acajutla, las cuales cuentan con una amplia oferta turística y resorts de primera calidad.

 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Reporte de Jhoel Díaz

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::




Lo Recomendado

  • Coloridos souvenirs de #ElSalvador 
#HechoenElSalvador #ArteManual 
#DeVacaciones
www.devacaciones.sv