Noticias: Alertan a turistas por inseguridad en región Turismo en Venezuela y Nicaragua colapsa.

La situación de inseguridad, disturbios y escasez impera en la atribulada ciudad de Caracas y en todo el país.

 
/AFP
Mayo 2018
 
WashingtonEstados Unidos. El gobierno estadounidense pidió esta semana a su población evitar viajar a Venezuela, debido al elevado riesgo para sus ciudadanos tras las elecciones en el país sudamericano, en las que el presidente Nicolás Maduro fue reelecto.

“Reconsidere los viajes a Venezuela debido a crímenes, disturbios civiles, infraestructura de salud deficiente y arrestos y detenciones arbitrarias de ciudadanos estadounidenses”, indicó el Departamento de Estado, en una actualización de su asesoramiento de viaje para ese país fechada el 29 de mayo.

Venezuela pasó a estar en el nivel tres en una escala de cuatro, previo al pedido de no viajar. También con nivel tres aparecen Cuba, El Salvador, Honduras, Guatemala, Turquía y Líbano, así como muchos países africanos. 

El Departamento de Estado recomendó directamente “no viajar” en carreteras fuera de Caracas al anochecer, en particular ir del aeropuerto internacional Simón Bolívar a la capital, así como visitar algunos barrios caraqueños, como las populares barriadas de Petare y 23 de enero, y zonas fronterizas con Colombia. 

“Los delitos violentos, como los homicidios, los robos a mano armada, los secuestros de personas y de vehículos, son comunes”, advirtió.

El turismo en la ciudad de Granada se ha visto severamente afectado por la violencia política.

Por otra parte, en Nicaragua casi todos los turistas han huido de la ciudad de Granada, la llamada “París de Centroamérica”, desde que estallaron las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega y varias ciudades de Nicaragua vivieron pillajes, incendios y violentos enfrentamientos que dejaron una estela de muertos y heridos.

En el hermano país muchos hoteles y restaurantes han cerrado o mandado de vacaciones a buena parte de su personal y la famosa calzada de Granada, donde los turistas llegaban a comer, beber y escuchar música, ahora luce desolada.

“Todos se fueron, estamos con la gente que todavía está en el país terminando sus vacaciones, pero pienso que dentro de una semana no tendremos ningún turista”, adviertió hace unos días el francés Raman Suzat, quien junto con su esposa administra un hostal en Granada, 45 km al sur de Managua.

El turismo, que en la última década se convirtió en el mayor generador de divisas en Nicaragua, ha sido fuertemente golpeado por las protestas que estallaron el 18 de abril con bloqueos en las vías, saqueos e incendios.




Lo Recomendado