Atracciones: Adiós chicharras… ¡Hola zompopos de mayo! Aún no se han visto salir a la superficie, pero son esperados al igual que el agua de mayo.

La llegada de mayo con la temporada lluviosa en El Salvador significa un cambio radical de estación, que a menudo trae consigo a los amistosos “zompopos de mayo“, que en realidad son las hormigas macho y reina de la variedad atta, es decir, la misma que en menor escala vemos invadiendo jardines y cortando las hojas de las rosas.

Zompopos de mayo. Foto cortesía del blog For Your Eyes Only.

En promedio miden tres centímetros, son de color marrón y cuentan con alas que les permiten volar brevemente tras salir de sus nidos subterráneos que cuentan con varios millones de individuos.

Los niños salvadoreños suelen jugar con estos insectos o ponerlos a luchar entre sí, ya que son inofensivos para el ser humano. También las aves (sin descartar las gallinas) aman devorarlos, aunque solo aparecen una o dos veces con la llegada del invierno.

Pero la lluvia y la depredación no son las únicas razones por las que estos pequeños animales salen a la superficie. En realidad, madrugan para poder copular y seguir perpetuando la especie. Solo algunas lograrán cumplir con este paso del ciclo de vida.

Las lluvias se llevan consigo el canto de las “chicharras”, como se les conoce en El Salvador.

Así como el cambio de estación supone la breve aparición de los zompopos de mayo, la llegada de las lluvias también lleva a la desaparición de las cigarras, más conocidas como chicharras, en El Salvador y que, a la inversa, regresan a sus nidos bajo la tierra.

Las chicharras, inequívoco símbolo de la Semana Santa, habrán pasado cantando en los bosques cerca de un mes, en busca de apareamiento.

_________________________________________________________________________________

Te gustará leer: “Salvadoreños se preparan para celebrar el Día de la Cruz

_________________________________________________________________________________

Los machos suelen vivir en los árboles alimentándose de su sabia, mientras que las hembras se insertan en la tierra para poner huevos y alimentarse de las raíces. Los hijos, o ninfas, saldrán a la superficie luego de algunos años, según la especie.

Algunas personas creen fervientemente que los tres puntos dorados en su frente significan los clavos de Jesucristo en la cruz, pero en realidad son los llamados ocelos, es decir, tres ojos adicionales que facilitan su visión periférica.

Chicharras o zompopos, estas son algunas maravillas naturales que te esperan en la tierra salvadoreña.

 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Reporte por Jhoel Díaz

Mayo 2017

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::




Lo Recomendado

  • #DeVacacaciones por #Centroamérica 
Muy pronto conocerás con nosotros los mejores destinos de la región 
#Agosto2017 😎🌳🌴🌼🌺📷📹📱🏊🏄
www.devacaciones.sv